Variantes del poker (parte I)

Variantes Poker Parte I

A la hora de jugar al Poker existen multitud de variantes, pero si nos ceñimos al Poker online, por regla general en las salas siempre suelen coincidir en el surtido ofrecido. Hoy vamos a echar un vistazo a las principales variantes del poker online, para ver cómo jugar en las salas y poder arrasar en la red.

Texas Holdem

El más conocido y jugado de todos; y no es para menos, pues las partidas retransmitidas por TV y las finales de los grandes torneos se juegan en Holdem. El juego básicamente consiste en el reparto de dos cartas iniciales por cada jugador, que estarán ocultas; y posteriormente en la mesa se irán colocando 5 cartas, con las que habrá que hacer combinaciones y apostar. Una de las variantes más emocionantes de jugar, especialmente si es en No Limit, donde os podréis marcar peligrosos “All in” y virtuosos faroles.

Omaha

El otro día publicamos un artículo en el que explicábamos cuáles son las diferencias entre el Holdem y el Omaha, pero vamos a hacer un repaso. El sistema de juego es muy similar a lo que os podréis encontrar en Holdem, pero con la enorme diferencia de que inicialmente, en vez de dos cartas, os darán cuatro; entre las cuales tendréis que escoger dos con las que poder hacer combinaciones con las cartas públicas -las de la mesa, vaya-.

Seven-Card Stud Poker

Emocionante y estratégica variante del poker en la que tendréis que demostrar qué tan buenos sois jugando. En esta variedad de poker se reparten a cada jugador un total de siete cartas, entre las cuales se tendrá que seleccionar la mejor combinación entre cinco de ellas.

Para empezar hay que tener en cuenta cómo por el mero hecho de entrar en la partida hay que pagar una cuota, que dependerá de la mesa. Se suele indicar en el título de la sala de poker online. Y otro detalle muy a tener en cuenta es que no hay cartas comunitarias.

¿Cómo es el proceso? Sencillo. Primero de todo a cada jugador se le reparten tres cartas, dos de ellas boca abajo y una boca arriba; el jugador que tenga la carta visible más baja tendrá que empezar apostando, y lo hará en un importe que variará según la sala. A este jugador se le llama bring-in. En ese momento el resto de los jugadores apostarán, aportando la apuesta nominal -según sala- o incrementándola. En este momento cada jugador recibe una cuarta carta boca arriba y se empieza una nueva ronda de apuestas, donde comenzará quien tenga las mejores cartas visibles.

Ahora se reparte una quinta carta boca arriba a cada jugador y se repite el proceso anterior. Y lo mismo con la sexta carta, que también se repartirá boca arriba y acto seguido se procederá a hacer las apuestas.

Y finalmente se reparte una séptima carta a cada jugador, pero en esta ocasión será cubierta, por lo que sólo la conocerá su propietario. Se podrá hacer una nueva ronda de apuestas o no; el asunto es que después de ello se mostraran las cartas -combinación de cinco-. El último jugador en apostar será quien comience mostrando las cartas, y así en sentido del reloj hasta que todos las enseñen. Llegado ese momento ya se sabrá quién se lleva el bote; y si llega a haber dos jugadores con la misma mano, pues sencillamente se reparte a partes iguales.

Be Sociable, Share!

Jesús

Me llamo Jesús y voy a encontrar las mejores salas de poker para que disfrutes al máximo de tu experiencia en las páginas de poquer