¿Qué hacer cuando estéis en “Tilt” mientras jugáis al poker?

Entrar en "tilt"

Hace ya varios años estaba en mi patio podando unos arbustos cuando de pronto escuche a mi vecino lanzando maldiciones, cada una de color más rojo; hasta que vi volar por el balcón de su ventana un teclado, un ratón y casi que veo un monitor, sino fuera por su esposa le gritó: “¡Deja esa pantalla quieta, Manolo! ¡Ni se te ocurra lanzarla por la ventana!”.

Después me enteré – porque Manolo mismo me lo contó – que había estado jugando al poker en línea toda la tarde de ese domingo, y que aunque comenzó ganando le había tocado una mala racha; y cada vez que perdía se enojaba más y más. “Tío, fue el ‘Tilt’ más fuerte que he tenido” – me dijo.

Yo, que en ese momento sabía tanto de poker como de la atmósfera de Neptuno, me quedé con un signo de interrogación en la frente, pero que luego pude borrar cuando entré en este apasionante mundo. Así que para aquellos de vosotros que os vais iniciando en el poker aquí os traigo este término: “Tilt”.

Estar o entrar en Tilt se refiere al estado mental de la persona que, tras haber perdido en repetidas ocasiones partidas que daba por ganadas, lo invaden la frustración, la rabia y la humillación. En ese estado, movido por la desesperación, comete más errores que lo llevan a perder nuevamente, lo cual hace que su frustración se incremente y sienta más enfadado, lo que en su punto crítico aflora como violencia hacia sí mismo (se tira de los cabellos o la barba), hacia los demás jugadores (insulta y hasta puede irse a las manos) o hacia los objetos a su alrededor (sillas, mesas, fichas, el ordenador, etc.). En las películas del Viejo Oeste norteamericano no se les permitía a los jugadores de poker llevar sus armas a la mesa. ¡Ahora entendemos por qué!

Aunque la conducta asociada al término “Tilt” es bastante antigua, el nombre es un poco más moderno. Su origen se relaciona con otro juego de salón que se hizo popular en la década de los 70 y 80 del siglo pasado: se trata del pinball. Este juego tiene la particularidad de que si un jugador inclina la mesa (“inclinar” en inglés es “tilt”) para hacer que la bola se mueva en otra dirección, éste se bloquea y muestra en una pantalla parpadeante la palabra “Tilt”. Con frecuencia los jugadores enviciados del pinball se enojaban al no poder lograr que la bola fuera en la dirección que querían, y el cabreo los llevaba a sacudir, golpear y finalmente ladear la mesa, con la consecuente aparición en pantalla de la penalización.

Ya antes os había dicho que para jugar al poker no podéis estar enfadados. ¡Cuánto más si habéis caído en Tilt! Lo más sabio en esta situación es que os levantéis de la mesa, apaguéis el ordenador y salgáis a despejaros. Recordad que si vais a jugar al poker habrá veces que perderéis, así que cuando detectéis que estáis en una mala racha haced un alto y dejadlo para otro día. Eso evitará que perdáis hasta la ropa interior.

Comparte con otros usuarios!

    Jesús

    Me llamo Jesús y voy a encontrar las mejores salas de poker para que disfrutes al máximo de tu experiencia en las páginas de poquer