Consejos para el aspirante a jugador profesional de poker

Consejos para el aspirante a jugador de póker

El póker es un juego romántico. De seguro habréis visto muchas películas donde un grupo de amigos o desconocidos juegan póker alrededor de una mesa en el sótano de alguien o en un bar del Lejano Oeste; o tal vez os habréis enamorado de este juego viendo una película de James Bond.

El caso es que os habéis hecho una imagen mental de que quien juega al poker vive de lujo y bebe whisky ante todo. Dejadme daros una dosis de realidad. Si bien el póker es un juego adictivo y emocionante, si no os cuidáis quedaréis con los bolsillos vacíos y posibles deudas. Por eso os traigo unos consejillos para aquellos de vosotros que deseeis ser un auténtico jugador profesional de póker.

  • No apostéis lo que no estéis dispuesto a perder. ¿Ya os dije que os podíais ir con los bolsillos vacíos? Pues entonces no apostéis la renta del piso, la cuota del coche, el dinero para el mercado o el pago de algún servicio como la electricidad, el gas o el teléfono. Solo apostad lo que no afecte a vuestro estilo de vida. Meteros eso en la cabeza antes de sentaros a jugar al póker.
  • No juguéis si estáis molestos con vuestra novia/esposa. Este es un juego de concentración. Si estáis enojados, preocupados o cansados, lo mejor es que os sentéis a ver a otros jugar mientras os tomáis una cerveza y se os pasa el estrés.
  • No os la deis de valientes. ¿Quién dijo que teníais que jugar con mejores jugadores que vosotros y apostar en cada mano? Lo mejor es que vayáis de a poco. De entrada reconoced que sois aspirantes a jugadores de póker. Para aprender a caminar hay que caerse, pero nadie dijo que teníais que aprender en una pista de carreras. Así que jugad primero para aprender y perder; luego podréis jugar para enseñar y ganar.
  • No juguéis si no tenéis tiempo. Es por eso que muchos se juntan un viernes en la noche a jugar al póker. Uno sabe la hora de llegada pero a veces no sabe la hora de salida. Siempre calculad que estaréis al menos 3 horas sentados en una mesa.
  • Poneros límites y cumplidlos. “Jugaré hasta las 22”. “Solo apostaré €10”. Si os pasáis de los límites jamás ganaréis en el póker.
  • No bebáis alcohol si vais a jugar al póker. Igual que si os toca manejar el coche. Aunque en el consejo anterior os dije que os pongáis límites en cuanto a las bebidas, hablaba de cuando vais a jugar para entreteneros con vuestros amigos. Pero cuando vayáis a jugar en serio lo mejor es que no bebáis alcohol en absoluto. Así que nada del Vodka Martini de James Bond.
  • Vuestro objetivo debe ser jugar lo mejor posible. No fantaseéis sobre cuánto vais a ganar. Concentraros en jugar cada día mejor. Las ganancias vendrán en la medida en que mejoréis vuestro juego.

Un consejo final: el póker es solo un juego; no dejéis que se convierta en otra cosa diferente.

Be Sociable, Share!

Jesús

Me llamo Jesús y voy a encontrar las mejores salas de poker para que disfrutes al máximo de tu experiencia en las páginas de poquer